Menú Cerrar

Cómo hacer ENSALADA DE LENTEJAS

Ensalada de lentejas

Ahora que parece que el verano está tocando a su fin, las comidas de cuchara y en especial los platos con legumbres vuelven a tener más protagonismo en nuestra dieta. Pero esto es un error: con esta deliciosa ensalada de lentejas en verano podemos (y debemos) consumir toda clase de legumbres: son indispensables en nuestra dieta debido a todos los beneficios que nos aportan. Así que ya sabéis, las legumbres todo el año en nuestros platos.

Para ayudar con este tema, te traigo una de mis ensaladas favoritas. Ya sabes que soy un enamorado de las ensaladas: esas comidas fáciles de preparar, muy rápidas para hacerlas, y que nos aportan un montón de nutrientes con muy pocas calorías. Si además están ricas, como la que hoy os traigo, pues mucho mejor. Y que no te de miedo el tema de las legumbres: se pueden comprar unos botes de lentejas cocidas que son de gran calidad. Sin embargo, si preferieres hacerlo tú, después de la receta te detallo como cocer lentejas para ensalada y que te queden perfectas. Desde el remojo al tiempo de coción, incluso cuando echar la sal. Después de esto, nunca más volverás a dejar de comer lentejas por no cocerlas, hazme caso!!!!

La receta de ensalada de lentejas que hoy os traigo es perfectamente apta para consumir fría, y con ella hasta los niños no tendrán problemas para comer lentejas. Incluso si le eliminamos el queso desmenuzado por encima podremos tener una perfecta ensalada de lentejas vegana (además de light, casi sin calorías) apta para toda clase de comensales. Ya lo sabes: si estás haciendo cualquier clase de dieta para adelgazar no te olvides ni de las legumbres ni de ensaladas como esta, la ensalada de lentejas saludable ha llegado para ayudarte.

Receta de la ensalada de lentejas.

Para esta receta puedes utilizar un frasco de lentejas de las que ya vienen cocidas, o cocer lentejas secas. Lo ideal es tenerlas cocidas ya, del día anterior o de la mañana por lo menos.

  1. Lava y escurre bien las lentejas, y resérvalas.
  2. Lava, pela, corta en dados y cuece una zanahoria.
  3. Pela y corta en dados también un tomate (puedes dejarle la piel si lo prefieres, apenas se nota).
  4. Con una cebolla (blanca o morada, a tu elección), pélala y pícala. No hace falta que la piques demasiado fina.
  5. Mezcla todos los ingredientes en un bol amplio. Ahora tenemos que aliñar nuestra maravillosa ensalada.
  6. Para el aliño puedes utilizar el típico de aceite, vinagre y sal. Si prefieres darle un toque distinto, un poco de mostaza y un pellizco de pimienta añadidos al aliño anterior, y mezclarlo todo antes de echar a la ensalada, serán ese sabor que marcará la diferencia.
  7. Después de aliñar con la mezcla anterior, dejar caer encima de nuestra ensalada de lentejas unas virutas de queso y un poco de cilantro picado le darán el aspecto de chef profesional que es tan difícil de conseguir (el queso feta le queda perfecto a esta ensalada).
Ensalada de lentejas
Ensalada de lentejas

Ingredientes de la ensalada de lentejas.

  • 300 gr de lentejas cocidas
  • 1 zanahoria
  • Un tomate
  • Una cebolla
  • Aceite, vinagre y sal
  • Mostaza y un pellizco de pimienta.
  • 100 gr de queso desmenuzado
Lentejas
Lentejas

Calorías de la ensalada de lentejas.

  • 300 gr de lentejas cocidas: 495 kcal.
  • 1 zanahoria: 82 kcal.
  • Un tomate: 55 kcal.
  • Una cebolla: 40 kcal.
  • 100 gr de queso desmenuzado: 264 kcal.

Total: 936 kcal. Como estas cantidades da para 4 buenas raciones, esta ensalada de lentejas tendría 234 kcal por ración.

Tiempo de elaboración.

  • Cocer las lentejas (opcional): 15 min.
  • Cortar y cocer la zanahoria: 10 min.
  • Cortar el tomate y la cebolla: 5 min.
  • Mezclar y aliñar: 15 min (30 min si cocemos nosotros las lentejas).

Total: 15 min. Seguimos haciendo recetas súper rápidas y además muy saludables!!!!

Otra opción de ensalada de lentejas
Otra opción de ensalada de lentejas

Dificultad

La ensalada de lentejas tiene una dificultad baja o nula. Solo pela, corta y cuece los ingredientes, y mézclalos después.

Como cocer las lentejas para ensalada.

Hoy en día tenemos unos botes de lentejas en conserva de una calidad indiscutible, muy distinto de lo que había hace no tantos años. Sin embargo, siempre hay gente que prefiere comprar las legumbres en seco, y prepararlas en casa. Al fin y al cabo, nada tiene el mismo sabor que lo hecho en casa, ¿verdad?

Pues aquí te voy a mostrar como hacer unas lentejas perfectas, cocidas en su punto, y que te sirvan tanto para preparar esta ensalada como cualquier otra receta en las que las quieras incluir. Te mostraré cómo cocer lentejas para ensalada desde incluso antes de cocerlas. Vamos a ello:

  • Lo primero que hay que hacer es tener las lentejas a remojo, un mínimo de 4 horas y un máximo de 12, en un recipiente amplio y con agua limpia. Esto es importante para comenzar la actividad de las enzimas de las lentejas (para que sean más digestivas), para ablandarlas, y por supuesto, para que se cuezan en menos tiempo.
  • Luego ya nos vamos a la cocción en sí. Lo ideal para cocer lentejas (una vez bien lavadas y escurridas) es echarlas en la olla (con el agua fría) y darles un hervor a fuego fuerte durante unos minutos. Luego ya lo podemos dejar el resto del tiempo hirviendo a fuego suave.
  • El tiempo para cocer lentejas será entre 40 y 45 minutos en una olla normal, o entre 10 y 15 minutos en olla rápida o olla a presión.
  • Cuando estés cociendo las lentejas no las remuevas con una cuchara, pues pueden romperse y quedarán más feas. También puedes echar un pellizco de sal al final de todo: además de dar más sabor conseguirás que la piel esté más tierna.

Como completar tu ensalada de lentejas.

Tienes muchas opciones para complementar la maravillosa ensalada de legumbres que acabas de preparar. Dependiendo de tus gustos, te voy a dar algunas opciones para hacerla todavía más apetecible:

Ensalada de lentejas y arroz.

Esta mezcla de los hidratos del arroz y las proteínas vegetales de las legumbres es bastante desconocida. Sin embargo, es una práctica bastante habitual entre los deportistas: anímate a echarle un vasito de arroz a tus ensaladas de legumbres y te sorprenderás con el resultado.

Ensalada de lentejas y atún.

Si por el contrario lo que te apetece es complementar las proteínas vegetales con un poco de proteína animal, una opción perfecta es abrir una lata de atún en conserva (en aceite o en agua, dependiendo de las calorías que puedas o quieras sumar) y añadirla. Además de riquísima, queda una ensalada muy completa.

Ensalada de lentejas y quinoa.

Pero puede ser que seas un enamorado de todos esos nuevos superalimentos que parece que se hayan inventado ahora. Sin embargo, llevan toda la vida entre nosotros, solo que los utilizábamos menos. Pues añadir quinoa (o cualquier otro grano) a tu ensalada de lentejas o de legumbres en general es una forma perfecta de darle un toque distinto.

Ensalada de lentejas y aguacate.

Aquí ya volvemos con la ensalada vegetariana y vegana, que es una bomba proteíca. Además le aportamos las grasas saludables del aguacate, con lo cual también para deportistas será muy completa.

Ensalada de lentejas y lechuga.

Si queremos seguir conservando la esencia de la ensalada de legumbres vegana, pero preferimos que sea un poco más ligera (una cena ligera, o un primer plato), podemos añadirle un poco de lechuga lisa o rizada. Con cualquiera de los dos le da un toque fresco y distinto.

Ensalada de lentejas y lechuga
Ensalada de lentejas y lechuga

Ensalada de lentejas con queso de cabra.

Podemos añadirle queso de cabra (si es de rulo pasado por la sartén, mejor que mejor) y unas cuantas nueces. Si nunca has probado esta combinación en una ensalada, hazlo y ya me contarás el resultado, espectacular!!!!

Ensalada de lentejas con chorizo.

Con esta ya empezamos a perder un poco la esencia de esta ensalada. Pero como un día es un día, podemos añadirle un chorizo cocido o hecho a la brasa o a la parrilla, troceado a nuestra ensalada. Desde luego no será tan light, pero estará espectacular de rica, anímate a probarla!!!

Ensalada de lentejas con pollo.

Muy parecida a la anterior, pero bastante más sana. De hecho, se parece más a la ensalada de lentejas y atún, debido a que el pollo es alto en proteínas y muy bajo en grasa. Otra manera de hacer de nuestra ensalada un volcán de proteínas con muy pocas calorías.

Recetas relacionadas

¿Te apetecen otras salsas especiales y super sabrosas? Pues echa un ojo en las siguientes:

¿Quizá prefieres otras recetas regionales? A ver qué te parecen estas:

Si prefieres unos ricos postres o bizcochos, te invito a que navegues por estas categorias.

Publicado en Ensaladas

Artículos relacionados

1 Comentario

  1. Pingback:APPLE CRUMBLE de AVENA muy fácil de hacer ⭐⭐⭐⭐⭐

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *